Los Cánones de Belleza en la Antigua China y sus Cuatro Bellezas

Los cánones de belleza femenina en China fueron cambiando a lo largo de diferentes dinastías, sin embargo hubo unos estándares comunes a todos los periodos:

1. PELO NEGRO BRILLANTE y las PATILLAS bien formadas, “tan delgadas como las alas de la cigarra”.

2. CABELLO LARGO ENROLLADO en la cabeza, ya que es el peinado con el que la mujer exaltaba su nobleza. Se dice que Zhao Feiyan siempre lo exhibía para contrarrestar su pequeña estatura.

3. CEJAS LARGAS Y NEGRAS. Los chinos creen que los ojos y las cejas de una mujer pueden revelar su pensamiento.  

Durante la dinastía Qin (221-207 a. C.), estaban de moda las cejas largas y arqueadas, mientras que durante la siguiente dinastía, la de los Han (207 a. C. – 220 d. C.), adoraban las cejas en forma de “八”. A las mujeres de la dinastía Tang (618-907) les gustaba recortar las cejas en forma de media luna u hojas curvas de sauce. Las cejas finas, largas y ligeramente curvadas han sido la tendencia principal desde mediados del siglo XIX.

4. OJOS GRANDES Y BRILLANTES. Los poetas chinos a menudo comparan a las mujeres hermosas con flores de durazno en primavera. Los ojos debían ser rasgados y ligeramente curvados hacia arriba.

5. LABIOS ROJOS Y DIENTES BLANCOS. Los labios rojos y los dientes blancos y ordenados se consideraban una señal de buena salud.

6. DEDOS FINOS Y BRAZOS BLANCOS. En los tiempos antiguos, los dedos finos eran símbolo de belleza. Los brazos debían ser blancos, carnosos y de piel suave.

7. CINTURA ESTRECHA. La teoría tradicional china de la belleza dice que una cintura delgada y una pequeña proporción cintura-cadera son esenciales para la belleza femenina. En la antigua China, una mujer con una cintura con forma de reloj de arena garantizaba una figura perfecta.

Cuenta una leyenda que data de hace más de 2000 años que el rey del estado de Chu deseaba a las mujeres con este idea de forma estrecha, lo que llevó a las damas del palacio a morir de hambre. Por lo tanto, el “Tamaño Chu” se agregó al vocabulario con referencia a una figura fina.

Hubo una excepción en cuanto a este atributo que fue en la Dinastía Tang, en la que se estableció como símbolo de belleza una figura femenina más voluptuosa.

8. El CUTIS BLANCO era un ideal de belleza, y estaba también asociado a las personas de clase alta como señal de que no necesitaban trabajar bajo el sol.

9. PIES PEQUEÑOS y un andar ligero y elegante.

10. La CARA OVALADA es la considerada más perfecta.

11. AROMA CORPORAL. Tener un agradable aroma corporal era considerado un rasgo de belleza. Una concubina del emperador de la dinastía Qing obtuvo el título de “concubina perfumada” por el perfume que exhalaba. Se dice que, de las “Cuatro bellezas de la antigüedad”, Xishi era la única que despedía aroma corporal.

Las Cuatro Grandes Bellezas Chinas – 四大美女

Las Cuatro Bellezas (四大美女 – sì dà měi nǚ), hoy en día continúan siendo la imagen representativa de la mujer local. Su belleza se caracterizaba principalmente por una naturaleza reservada y amable, lo cual unido a su belleza exterior, resultaba evidentemente una combinación que daba rienda suelta a encendidas y apasionadas alabanzas.

  • En China se suelen utilizar estos cuatro versos para recordarlas: ante Xi Shi “los peces se hundían”, ante Wang Zhaojun “los gansos caían del cielo”, la belleza de Diao Chan “eclipsaba a la luna” y viendo la belleza de Yang Guifei “las flores se avergonzaban.


西施沉魚
昭君落雁
貂嬋閉月 
貴妃羞花 

Además de lo que hicieron con el mundo natural, ellas también tuvieron un efecto paralizante entre los hombres, influencia que ejercieron sobre los reyes y emperadores y en consecuencia, sus acciones afectaron la historia de China. Algunos dirigentes tiraron sus reinos por la borda al ser cautivados por el encanto abrumador de estas damas.  La vida de tres de ellas acabó en tragedia.

Junto a su simpatía y belleza, estas mujeres demostraron un ingenio y un heroísmo incomparables, y aún hoy se las recuerda por sus importantes roles en la historia. 

1. Xīshī- 西施 (Siglo V a.C.)

Xishi

El reino de Wu era mas poderoso que el de Yue, por lo que fueron derrotados sus ejércitos por los de Wu y Gou Jian (rey de Yue) fue hecho prisionero. Los dos años que pasó en prisión se sintió muy humillado, y cuando fue liberado, regresó a su país planeó la venganza.

Xi Shi era capaz de hacer que los peces se olvidarán de nadar porque su belleza los atraía, así se describe a esta belleza china.

Gou Jian sabía que Fu Chai (rey de Wu) tenía debilidad por las mujeres bonitas, así que le envió a Xishi, ordenándola la misión de seducir al rey de Wu y distraerlo de sus obligaciones políticas. Fu Chai se obsesionó con la dama hasta el punto de gastar una gran fortuna en ella. Su general Wu Zixu, que era su mejor consejero, le advirtió de lo que le parecía una trampa pero no le creyó y lo mando asesinar.

El rey de Yue logró lo quería: Fu Chai comenzó a descuidar el país, que se debilitó rápidamente. Gou Jian aprovechó esa oportunidad para atacar a su enemigo, derrotándolo definitivamente. Fu Chai cuando se vio vencido por Gou Jain se suicidó.

Dos leyendas cuentan lo que ocurrió con Xi Shi después de la caída de Wu. Una dice que Xi Shi fue ahogada en un río porque su belleza era tan cautivante que se le considero una bruja. La otra leyenda cuenta que Xi Shi se dedicó a vivir en un desierto brumoso de lago Taihu en un barco de pesca.

2. Wáng Zhāojūn – 王昭君 (Siglo I a.C) 

Wang Zhaojun

Wang era poseedora de una belleza deslumbrante y una mente sumamente despierta. En las pinturas suele ser representada con un manto rojo y una pipa. Vivía en el palacio imperial junto a cientos de concubinas. Como el emperador no tenía tiempo para conocerlas a todas, empleaba artistas para que se las dibujara, pero Wang no quería sobornar al pintor imperial para que la pintara más hermosa, como hacían las demás, así que la dibujó poco agraciada, por lo que el emperador nunca llegó a interesarse en ella.

El jefe de los hunos llegó a la capital de China con la intención de casarse con alguna mujer noble. Aquella era una medida para mejorar las relaciones entre los hunos y el emperador. Las damas sabían que tendrían  que ir a vivir a un desierto lejano así que todas intentaron esquivar la propuesta.

La joven Wang Zhaojun expresó su deseo de trasladarse al desierto y casarse con Hu Hanye. El emperador no había visto a la mujer hasta que ella partió. Al verla, quedó tan prendado por su belleza que atormentado por el arrepentimiento ordenó la ejecución del pintor. Wang salió de China a caballo y se dice que llena de nostalgia sacó su pipa y comenzó a tocar una pieza tan triste que los gansos en el cielo se pararon para escucharla y cayeron al suelo. 

Wang nunca volvió a China, sacrificio su vida para mantener la paz  y la amistad entre China y los hunos, y ha sido recordada como la mujer más bella y sabia en la historia del país. Es célebre por su honestidad y sacrificio, y vista como un modelo de la coexistencia y la armonización de las costumbres de la antigua civilización china con las culturas extranjeras.

3. Diāochán – 貂蝉 (Siglo II)

Diao Chan

A diferencia de las otras tres bellezas, se cree que es más bien es un personaje de ficción.

Al final de la dinastía Han, un señor de la guerra tiránico llamado Dong Zhuo destruyó muchas tierras de la región, y fue el causante de la muerte de los padres Diao Chan. La joven fue adoptada por un ministro llamado Wang Yun. Cuando Dong Zhuo amenaza la vida de su nuevo padre, ella interviene y usa su belleza para ser la amante de Dong Zhuo y la esposa de su mejor soldado, Lu Bu. Diao Chan manipula y crea celos entre Dongzhuo y Lu Bu, logrando convencer a Lu Bu de matar a Dong Zhuo y a los soldados que desertaron.

Su destino no fue afortunado, se dice que fue ejecutada por los seguidores de Dong Zhuo junto con su amante Lü Bu después de que él fuera derrotado en una batalla.

4. Yáng Guìfēi – 杨贵妃 (Siglo VIII) 

Yang Guifei

Yang  fue conocida por tener un ligero sobrepeso, visto como un símbolo de belleza en ese momento. Se casó a los 16 años con el príncipe imperial Li Mao. Este matrimonio duro mucho, hasta que Yang captó la atención de su suegro, el emperador Xuanzong. Era tan grande la atracción del emperador por la joven princesa, que obligó a su hijo a renunciar a ella para poder convertirla en su concubina. Yang obtuvo el titulo “Guifei”, que era el de consorte mayor, concubina de más alto rango. A medida que creció su amor por la concubina, el emperador comenzó a favorecer desmedidamente a su favorita otorgando puestos a la familia Yang, para gran disgusto de los nobles.

Se dice que el lichi era la fruta favorita de la princesa. Como esta fruta sólo crecía al sur de China, siempre que Yang se la pedía el Emperador enviaba relevos de jinetes hasta el sur del país para complacerla.

Durante la rebelión Anshi en el año 755, el emperador Xuanzong y su cortejo escaparon de la capital Chang’an (hoy Xi’An) a Chengdu. Los guardias del emperador le exigieron que matara a Yang Gui Fei porque culparon de la rebelión a su primo Yang Guozhong y al resto de su familia. El emperador inicialmente declinó pero luego aceptó de mala gana, ordenó a uno de sus asistentes que la llevara a un santuario budista y y allí la estranguló hasta la muerte. 

Al año siguiente el Emperador, sumido en una profunda depresión, trató de rescatar el cuerpo de su amada del lugar donde había sido ejecutada. Al no hallarlo mando erigir en el lugar una tumba memorial y abdicó del trono a favor de uno de sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *