Tés Chinos

El té chino es una bebida hecha de las hojas de plantas Camellia Sinensis y agua hervida.

Se dice que un té es chino cuando es cultivado, cosechado y embalado bajo tradiciones chinas, ya que esta planta también se produce en gran medida en Oriente Medio y Japón, utilizando diferentes técnicas.

En la historia de China se hace referencia al té desde hace 5.000 años, momento en el que se utilizaba como medicina. Después se convirtió en un tipo de bebida y en parte esencial de la cultura china. Hoy en día, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo, después del agua.

En esta sección encontrarás los tés chinos más famosos y los más demandados.

Té de Jazmín

El té de jazmín – 茉莉花茶, uno de los principales tipos de té de flores de China, se originó hace 1.000 años en Fuzhou, capital de la provincia de Fujian, al sureste de China. Está elaborado con flores de jazmín y hojas de té frescas, por lo que tiene tanto el aroma de las flores de jazmín como la frescura de las hojas de té.

El sabor de un té de jazmín puede depender de muchos factores, incluida la base de té que se use, verde, blanco o negro, dónde se han cultivado las hojas de té y las flores de jazmín, qué tipo de proceso se ha utilizado para perfumar el té, tradicional o comercial, y cómo se preparó la última taza de té. Sin embargo, hay algunos rasgos comunes que se utilizan para describir el perfil del sabor general del té de jazmín: floral, dulce, perfumado, fresco, florecido, húmedo, aromático, fragante, delicado y sutil.

Los beneficios incluyen prevenir el cáncer, resistir el envejecimiento, aliviar dolores, eliminar somnolencia y perder peso.

Té Negro (rojo)

El té negro, o té rojo como se le conoce en China – 红茶, es el resultado de la oxidación completa de la hoja antes de la cocción. La hoja se extiende primero para marchitarse, perdiendo parte de su humedad, rigidez y gran parte de su peso. Luego se enrolla para exponer los aceites esenciales al aire y comenzar el proceso de oxidación. Cuando esto se completa, el proceso se detiene mediante calentamiento y el té se clasifica por calidad y se envasa. Los tés negros tienen mucho cuerpo y pueden soportar que se les añada leche y edulcorantes.

La popularidad del té negro se debe principalmente a la invención de la bolsita de té en 1904 por el comerciante de té de Nueva York, Thomas Sullivan.

Té Verde

El té verde – 绿茶, se recoge y luego se seca rápidamente friéndolo en una sartén, al vapor o al horno. La bondad de la hoja está sellada por dentro. Esto produce una hoja delicada, lo que significa que debe elaborarse en agua muy por debajo del punto de ebullición para evitar que las hojas se cocinen y destruyan sus notas sutiles. El té verde tiene una vida útil corta, no se mantiene fresco por mucho tiempo. Dado que los tés verdes solo se oxidan mínimamente, tienden a tener menos cafeína que la mayoría de tipos de té, pero tienen altos niveles de polifenoles. Los tés verdes sin sabor a menudo se pueden usar para hacer varias infusiones de las mismas hojas, siempre que no se hayan dejado secar por completo.

Té Oolong (Té Azul)

Después de la recolección, el té de Oolong – 乌龙茶 se enrolla suavemente, permitiendo que los aceites esenciales interactúen con el aire y se oxiden lentamente. Este proceso vuelve la hoja más oscura y produce fragancias distintivas. Cuando se alcanza el nivel deseado de oxidación, la hoja se calienta en un proceso llamado panificación para detener una oxidación adicional. El té resultante puede estar entre un verde y un negro, según el método de procesamiento.

Té Blanco

El té blanco – 白茶, es una de las variedades de té más delicadas porque se procesa mínimamente. Se cosecha antes de que las hojas de la planta del té se abran por completo, cuando los cogollos jóvenes todavía están cubiertos por finos pelos blancos, de ahí el nombre de té “blanco”.

Su uso en China comenzó por tener el supuesto poder de otorgar la inmortalidad y la eterna juventud.

Existen historias que refieren al té “blanco” como el preferido de la realeza China. Fue producido por primera vez durante la Dinastía Tang (618‒907 D.C.). Por algún tiempo, sólo el emperador y sus intermediarios tuvieron acceso a esta bebida rara y costosa.

Té Pu-Erh

El Té Pu Erh, provenie de Yunnan y durante cientos de años fue consumido única y exclusivamente por la nobleza.

Aunque hay bebedores de té que prefieren una taza de Pu-erh joven, de matices similares al té verde, el sabor de éste mejora con el paso del tiempo, tal y como ocurre con los vinos de crianza o con los licores añejos. El té Pu’erh añejo es altamente apreciado y valorado, llegando a pagarse por él cantidades desorbitadas de dinero.

Lo que hace que este té sea diferente de los demás es que el puerh se fermenta como el té oolong y luego pasa por otro proceso conocido como post-fermentación. Una vez que el té se fermenta, las hojas se secan al sol y se envejecen en un ambiente de alta humedad. 

Es un manjar especial en China y a menudo se encuentra en forma de pastel o ladrillo.

Las propiedades que se le atribuyen también juegan un papel en el precio del té Pu-erh. De él se puede decir que ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, es depurativo, refuerza el sistema inmunológico, previene enfermedades respiratorias y cardiacas, estimula la digestión, previene y reduce el colesterol, entre otros beneficios.

Té Ginseng

La medicina china considera al ginseng como el “rey de las hierbas medicinales” y tan solo crece en algunas regiones del interior de China, Corea y Rusia. De acuerdo con la medicina china, el ginseng permite enriquecer la sangre, controlar la presión arterial, mejorar la vista, estimular el sistema nervioso central para aumentar la actividad psíquica y disminuir la sensación de fatiga.

Otros Tés Chinos

Antes de irte no puedes dejar de visitar las secciones de teteras chinas, tazas de té, o la de utensilios y accesorios para el té chino, tampoco te pierdas nuestra amplia selección de juegos de té chino..!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *