Palitos Chinos de la Fortuna

Palitos chinos de las fortuna

En China se cree firmemente en el destino. La adivinación 算命 -suàn mìng, está íntimamente relacionada con la cultura china y desempeña un importante papel al influir en las principales decisiones de la vida de las personas.

El milenario ritual de los Palitos de la Fortuna – Kau Cim – 签筒, es un antiguo método oriental de adivinación para predecir la buena o mala fortuna en un futuro próximo. También se traduce como «Lotería Divina», puesto que la fortuna viene dada al extraer la predicción de un modo aleatorio.

Kau Cim 1846
Práctica de Kau Cim en 1846 (Fuente: Internet).

Se originó en China en dinastía Jin (266-420 d.C.),y ahora se practica en todo el este de Asia. 

Se realiza en un templo taoísta o budista frente al altar. Primero se suele hacer una ofrenda, que normalmente consiste en incienso, dulces, frutas frescas, cerdo asado, bebida o donaciones monetarias. A continuación, inclinándose en oración, se formula mentalmente una pregunta al oráculo sobre el futuro y se agita un recipiente sagrado de bambú que contiene los palillos de la fortuna hasta que uno caiga. Cada palo tiene un número inscrito en caracteres chinos. Este número está relacionado con un antiguo poema, que representa una respuesta sobre el futuro. El palito que ha caído se cambia por un trozo de papel con el mismo número, que interpreta uno de los monjes astrólogos del templo.

Foto: Internet

Ln interpretación de la predicción es a un año vista, tomando como inicio el Año Nuevo Chino. Se cobra una pequeña cantidad por el servicio. Los sacerdotes suelen ofrecer servicios complementarios como la lectura de la palma de las mano y la interpretación de los rasgos faciales.

Un lugar muy popular para realizar kau chim es el Templo Wong Tai Sin en Hong Kong, que atrae a centenares de miles de personas cada año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.